Image 1 title

Haz clic aquí para ver la siguiente imagen

Image 2 title

Haz clic aquí para ver la siguiente imagen

Image 3 title

Haz clic aquí para ver la siguiente imagen

Image 4 title

Haz clic aquí para ver la siguiente imagen

Image 5 title

Haz clic aquí para ver la siguiente imagen

Image 6 title

Haz clic aquí para ver la siguiente imagen

Historias desde el corazón

 

Beatriz y Ariadna

bea_y_ariadnaNuestra historia comienza triste pero con final feliz. Ariadna nació con 33 semanas y apenas 1.700gr de peso. En la incubadora le daban mi leche mediante una sonda por la nariz, mientras yo me sacaba leche cada dos o tres horas. Poco a poco ella fue ganando peso y cogiendo fuerzas para desarrollar su instinto de succión. La producción de leche fue en aumento, pero sobretodo al llegar a casa, más tranquilas las dos. Fuimos quitando la leche de apoyo poco a poco, a medida que ella se enganchaba un poco más y ganaba más peso. Primero le ofrecía el pecho, cuando se cansaba, le daba mi leche con jeringa y paciencia, luego si no era suficiente toma, leche de iniciación. Además Ariadna nació con retrognatia y me causaba mucho dolor en el pezón, así que tuvimos que usar pezoneras especiales para prematuros. Con cuatro meses, ya mamaba perfectamente y también quitamos la pezonera para que la succión fuese más efectiva. Feliz lactancia hasta ahora que, con 19 meses se ha destetado solita y ya no quiere teta. Estoy embarazada y deseando saber si se reenganchará con la llegada del bebé a casa. Ojalá.



 

Cristina y Nerea

cris_y_nereaSalía de cuentas un 25/12 y esa misma noche ya comenzó a desatarse algo diferente en mi cuerpo. Durante la mañana del 26 Nerea iba avisándonos que su llegada a este mundo se estaba acercando, todo de una manera tranquila, serena y rítmica.

Ya llegada la tarde-noche la intensidad y el calor iba en aumento y tras unas horas de absoluto recogimiento y amor junto a su padre David, decidió que su estancia en el útero de mamá tenía los minutos contados. Ya era 27 de diciembre cuando finalizó su viaje por el interior del cuerpo de su madre. Conforme su cabecita se aproximaba a este nuevo mundo, de los pechos de mamá fluían gotas de leche tan doradas como unos rayos de sol. Era un mensaje de bienvenida que la naturaleza le tenía preparado a esta linda criatura. Una vez colocada en mi regazo, desnudas las dos, pude disfrutar de cómo sus ojitos vivarachos no dejaban de admirar los pezones de su madre. Sentirla plenamente, su calor, su respiración, me hizo estar más presente que nunca. Sensaciones vividas en estado puro. Pasada media hora Nerea mamaba plácidamente de los dos pechos de su mamá y la fusión entre las dos fue algo que sólo puedo definirlo como Sagrado. Mamó muchísimas veces a lo largo de los primeros días y las pequeñas pero intensas molestias de esos momentos, fueron disminuyendo corrigiendo la postura, poniendo en práctica las observaciones recibidas por Alicia, muchas gracias, y confiando plenamente en mi cuerpo de mujer.

Se que esto ha sido mucho más fácil hacerlo por mi interés en informarme antes del nacimiento de Nerea, en especial por el grupo de apoyo Al halda, y sobre todo por el amor incondicional y el apoyo incansable que cada día y en cada momento recibo de mi querido marido y papá de Nerea, David.

Ya han pasado 10 meses desde entonces y la lactancia continua muy gustosamente. Nunca antes pensé que lactaría tanto tiempo, bueno ahora no me parece tanto claro, y no tenemos ninguna prisa en dejar de hacerlo. Mientras las dos sigamos a gusto disfrutaremos de tantas y tantas cosas que la lactancia nos regala cada día.

Agradezco, con todo el corazón, que nuestra hija me brinde la oportunidad de poder darla de mamar y desarrollar así otra parte de mi sexualidad como mujer.

Un Gracias a la vida es lo que me invade.

Cristina Merino Álvarez



 

Alicia, Adrián y Aarón

alicia_aaronMi hijo mayor, Adrián, nació en Enero del 2005. Todavía no estaba fundada Al halda (para mi pesar), y lo digo porque hubiera sido totalmente diferente mi lactancia con él.

Os cuento; Yo era como muchas, por no decir todas las mamas primerizas un mar de dudas, preguntas, incertidumbres, miedos, etc. y una de esas grandes incógnitas era la lactancia. No tenia a nadie de mi alrededor que hubiese dado el pecho y menos de forma exclusiva o prolongada, las pocas que lo habían hecho lo habían dejado en un plazo máximo de dos meses y cuando me lo contaban lo decían de una manera fea, como algo muy costoso en esfuerzo y laborioso. Pero yo quería y sobretodo lo quería intentar. Adrián nació con poco peso y no tenia fuerza para sujetarse y empezamos con biberones de mi leche y con lactancia mixta hasta que al final por no tener ningún punto de apoyo se terminó nuestra lactancia prácticamente siempre mixta a las 16 semanas, con todo el dolor de mi corazón.

Aarón nació en Septiembre del 2008 y ya antes de que viniera a este mundo su mama se había encargado en informarse un poco más, ya estaba Al halda!!!!! Por desgracia para mis oídos también tuve que escuchar que si con el primero no había podido para que me iba a molestar en el segundo en intentarlo, pero a mi me daba igual empezaba a confiar en mi misma en mi instinto de mujer. Y además tenia la suerte de tener el apoyo incondicional de Raúl mi querido marido que me comprendía y me ayudaba en todo lo posible. Y ahí estaba yo en mi primera reunión de Al halda con Aarón con 15 días, con grietas algo mas curadas en mis pechos pero intentándolo. En ese mismo momento me alucinaba ver lactancias prolongadas el ambiente acogedor y natural que hay en algo tan bello y tan natural como es el amamantar a nuestros hijos. Para ser sincera nunca hubiese apostado porque yo llegaría a tenerla, ni siquiera a llegar a seis meses, pero hoy estoy aquí disfrutando de algo maravilloso que hemos conseguido entre todos, Aarón tiene dos años y casi dos meses y sigue mamando y regalándome esa maravillosa experiencia como el primer día. Y como digo, todo esto no hubiera pasado sin el apoyo de mi marido, padres, amigos, de Al halda y del hecho de dejarnos guiar por nuestros primeros instintos, los más básicos y los más reales que nos da la naturaleza.

Deciros que aunque el camino al principio se pueda poner cuesta arriba por diferentes motivos, con amor, cariño, comprensión, dulzura e INFORMACION se puede allanar.

Por si os sirve de ayuda y consuelo tanto Adrián como Aarón nacieron por cesárea por diferentes motivos y además Aarón con frenillo sublingual todo esto no impidió que disfrutásemos de ese contacto y ese vínculo tan maravilloso que es la lactancia. Y espero que sigamos con ella todo el tiempo que ambos queramos.

Por último deciros que decidáis por vosotr@s mism@s sin presiones y desde el corazón, así como que os informéis y si lo necesitáis pidáis ayuda que no sois las únicas en tener esta experiencia y entre todos podemos hacerla mágica para cada persona.

Un saludo y ánimo.